Por qué lo llamas “adaptativo” cuando quieres decir “responsive”?


A pesar de que existe un amplio consenso entre la comunidad de diseñadores y desarrolladores web, he llegado a la conclusión de que no es correcto usar la palabra “adaptativo” como traducción válida del termino “responsive”.

responsive_vs_adaptative

Veamos de donde vienen los términos.

Diseño Web Responsive

El termino “responsive” apareció por primera vez en Mayo del 2010 en un artículo del blog “A List Apart” llamado Responsive Web Design escrito por Ethan Marcotte que posteriormente se amplió en un libro del mismo autor.

Tanto en el artículo como en el libro, el responsive se refiere a un conjunto de técnicas (retículas flexibles + imágenes flexibles + media queries) para crear sitios web que se adapten a la pantalla del dispositivo desde el que se está navegando.

Todo el mundo sabe que estás técnicas han supuesto una autentica revolución en el mundo del diseño y el desarrollo web, pero son solo técnicas de layout.

Con el paso del tiempo, el concepto ha ido poco a poco evolucionando y cada día es inevitable encontrarse con nuevos métodos y trucos amparados en el espíritu del responsive.

Algunos autores van más allá, como es el caso de Jeffrey Zeldman, que considera que el termino responsive debe ampliarse para cubrir cualquier enfoque que permita entregar elegantes experiencias visuales con independencia del tamaño de la pantalla y las capacidades o limitaciones del dispositivo.

Diseño Web Adaptativo

Si lees documentación en inglés relacionada con el diseño web (libros, artículos, comentarios, etc…) la palabra “adaptive” aparece habitualmente para referirse a un concepto, acuñado por Aaron Gustafson en su libro Adaptive Web Design.

El termino “adaptive design” se refiere a la creación de interfaces que se adaptan a las capacidades del usuario y que tienen por objetivo ofrecer la mejor experiencia posible al mayor número posible de usuarios. Es, como dice el autor, otra forma de aplicar las técnicas de mejora progresiva (progressive enhancement), donde el diseño web responsive está integrado como una parte fundamental.

Es decir, el responsive es un subconjunto del adaptive.

Cuando hablamos de adaptive es importante diferenciar entre dos conceptos que pueden crear confusión : el adaptive como filosofía de diseño y el adaptive como layout.

El primero, es del que se habla en el libro de Aaron Gustafson y se tienen en cuenta las capacidades del dispositivo (si tiene geolocalización, si admite eventos táctiles, etc..) y en función de esas características, se actúa, intentando proporcionar la mejor experiencia al usuario usando para ello técnicas de mejora progresiva.

Pero si nos referimos al adaptive como layout, estamos construyendo interfaces basadas en valores de anchura fijos para que se adapten a pantallas de dispositivos conocidos. Al principio esta técnica tenía muchos adeptos, pero el paso del tiempo y el incremento del número de dispositivos con tamaños de pantalla diferentes han hecho que caiga en desuso.

Donde está el error

La raíz del problema está en haber dado por buena la traducción del termino responsive por adaptativo, sin tener en cuenta que ese termino ya existe también en inglés.

Parte del error se lo podríamos atribuir a la Wikipedia, que define el diseño web adaptativo como traducción del inglés responsive, y además no se limita solo al termino adaptativo sino que lo iguala a “adaptable” y este hecho si que es totalmente erróneo.

Adaptable significa “capaz de ser adaptado” e indicaría la posibilidad de que el diseño pueda ser de alguna manera modificado por el usuario, cosa que no ocurre.

Responsive != Responsivo

Otro debate candente, sobre todo en las redes sociales, es si puede ser válido traducir el termino “responsive” como “responsivo o responsiva”.

Si analizamos la traducción de “responsive” en algún diccionario inglés-americano, encontraremos en muchos casos dos acepciones:

responsive

  1. adj. reacting quickly and positively
  2. adj. in response; answering

Aparentemente, puede parecer que el significado de la palabra “responsivo”, tal y como aparece en la R.A.E (adj. Perteneciente o relativo a la respuesta), encajaría perfectamente con la segunda definición de responsive.

Sin embargo, bajo mi punto de vista, es la primera acepción la que más se ajusta a lo que Ethan Marcotte quiso transmitir con sus técnicas y hasta la fecha no se ha encontrado ninguna palabra en español que contenga el mismo significado.

Por este motivo es mejor no traducir e incorporar tal cual, la palabra “responsive” a nuestro vocabulario cuando nos vayamos a referir a esas técnicas.

Existen también otros términos utilizados en algunos sitios para referirse a responsive como “sensible” o “receptivo” que es aconsejable dejar de usar.

Salvo mejor opinión.

Artículos relacionados: